Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2014

HARLEM

Alguien gira una rueda en la avenida Lenox, en las escaleras otros duermen abrazados a su frío, unos niños mendigan y de sus bocas escapa un triste soniquete de lata y hambre. Un grupo de mujeres de blanco vitorean el nombre de un dios ausente, Bumpy Johnson las aparta en su camino, ahora le interrumpen dos muertos vestidos de madera. Es Harlem 1934. El jazz nocturno del Bamville Club no limita la piel. En la puerta un barril vacío muerde a una famélica farola que escupe números de papel. Los hambrientos ponen nombre a los números y apuestan con la esperanza de amanecer de una manera distinta, pero ignoran que Harlem es un trozo de cristal roto sobre la mirada de los que van a morir.
Corto de Tinta, próxima edición 2015
Toño Jerez

Y mientras en México

25 Noviembre

El amor, no necesita tiritas, ni vendas, ni hospitales, ni llantos cuando ya es demasiado tarde. La carne, es, o debería ser, sólo territorio del placer. No necesita credenciales, ni posesiones, ni mandatos. Ni un solo: se me fue la mano. Ni un solo: lo siento, no volverá a pasar. 
El amor, es una historia de números primos. 

Toño Jerez

PAREDES

Fuente: Facebook

Recital en los Lunes Literarios de Zalacaín, Murcia

República!!!

MIEDO

¿Quiénes somos nosotros, los súbditos de este país para sonreír? ¿Quiénes para ilusionarnos? ¿Quiénes, para dejar a un lado la tristeza? ¿Quiénes para gritar, podemos? ¿Quiénes para poder cosa alguna? Eso parecen gritar desde su cueva del siglo pasado, la rancia extirpe del neofranquismo. 

Ahí los tenéis: mano en alto en la intimidad, nostalgia del nacionalcatolicismo, pariendo como conejas gracias al Opus Dei, seguros del aborto de sus hijas, de la educación, de la sanidad, de sus exclusivas universidades, de sus paraísos fiscales, de sus Suizas, de sus pensiones, de todos sus, sus, sus. Mientras sueñan con privatizar el aire con el que respiramos, con eliminar el derecho de expresión, con vaciar este país de roj@s de mierda. Mientras nuestros derechos pasan a estado gaseoso, hundidos con los desahucios, hundidos por la falta de empleo y con un único derecho, de momento al menos, el de votar en conciencia. Ahí es nada. 

Me da náuseas escribirles, mucho asco verlos como utilizan todo s…

Corto de Tinta, reseña de Katy Parra

ME QUEDO CON LA PIEL Y LA PALABRA
Adentrarse en Corto de tinta, es como traspasar el corazón de un hombre sin más equipaje que ese dolor, humano y cómplice, que nos hace rodar con sus palabras hacia un lugar desconocido que vive dentro de nosotros mismos. Así nos arrastra Toño Jerez con sus versos hacia una muerte antigua y cotidiana que renueva a diario su vocación inútil de malvestir al hombre para recordarle que está su merced, irremediablente. Corto de tinta es una maldición, una senda que cruza desde la soledad hacia la nada, para convocar al poeta y su destino, un destino que va descontando días como pájaros y robando versos a la embriaguez que nos presta la madrugada en su abandono. Entonces, el poeta, se resigna al desorden del mundo, su mundo más humano. Sabe que ningún dios puede salvarle "Nos hemos conformado con vivir, con malvivir borrachos de nostalgia". 
Corto de tinta es, a mi entender, un libro necesario para saber de ti, de mí, del cielo que vomita en nuestra…