Ir al contenido principal

MIEDO

¿Quiénes somos nosotros, los súbditos de este país para sonreír? ¿Quiénes para ilusionarnos? ¿Quiénes, para dejar a un lado la tristeza? ¿Quiénes para gritar, podemos? ¿Quiénes para poder cosa alguna? Eso parecen gritar desde su cueva del siglo pasado, la rancia extirpe del neofranquismo. 

Ahí los tenéis: mano en alto en la intimidad, nostalgia del nacionalcatolicismo, pariendo como conejas gracias al Opus Dei, seguros del aborto de sus hijas, de la educación, de la sanidad, de sus exclusivas universidades, de sus paraísos fiscales, de sus Suizas, de sus pensiones, de todos sus, sus, sus. Mientras sueñan con privatizar el aire con el que respiramos, con eliminar el derecho de expresión, con vaciar este país de roj@s de mierda. Mientras nuestros derechos pasan a estado gaseoso, hundidos con los desahucios, hundidos por la falta de empleo y con un único derecho, de momento al menos, el de votar en conciencia. Ahí es nada. 

Me da náuseas escribirles, mucho asco verlos como utilizan todo su arsenal en contra de lo que unos súbditos, que sueñan con ser ciudadanos, han votado desde su libertad. Programas de televisión, radio, prensa escrita, redes sociales, todos ladrando a una, inventando las excusas del mal pagador, para quitarse el miedo, para ahuyentar el pavor de sólo pensar que van a perder el status y con ellos los pingües beneficios que ofrece la democracia a sus traidores. Tienen miedo y esta vez están acertados en el pronóstico, hacen bien en tener miedo, porque tenemos 1 año para prepararnos, para ejercer el único derecho que todavía tenemos, votar. Tengan miedo y cuenten los meses, las semanas, los días. Y háganse una pregunta. ¿Y si finalmente podemos? ¿Podrán ustedes encajar el golpe? 

Qué hacer cuando los rojos de mierda que compran ropa low cost, viajan en turista y donan el 75% de su sueldo para ayudar al pueblo, ese al que ustedes tanto desprecian y del que tanto se ríen. ¿Tienen miedo de perder la sonrisa? Tienen razón en tener miedo. Alguno habrá que cuestione el derecho a voto para todos. Es lógico, con el patas cortas, esto no pasaba y todo el mundo era feliz, había PEZ, que es la paz del besugo. Y ustedes se daban el gran banquete. 

 Por cierto, del PSOE, perdón, de sus socios no hablo, ya tienen lo suyo. Ah, sí, una cosa, díganle a Felipe, ese que inclina la cerviz ante la multinacional de turno, que se lleve su boca a su yate, o tendremos que cantarle aquella canción de Javier Krahe. Hombre blanco hablar con lengua de serpiente… 

¿Cómo decía aquella canción de Luis Eduardo Aute? 

Hay algo en el aire… 

 Toño Jerez

Comentarios

Entradas populares de este blog

Con ánimo de ofender

Se trata de un repertorio de poemas hechos canciones. El título del disco se toma de una de las canciones del mismo, que viene a materializar ilusoriamente el momento en que el pintor italiano Michelangelo Merisi da Caravaggio (Milán, 29 de septiembre de 1571-Porto Ércole, 18 de julio de 1610) se encuentra en su lecho de muerte y verbaliza la futilidad del tiempo y del mismo pasado.

Visita al IES García Ramos de Albox el 02/05/13

Lectura y charla con los alumnos de 2º de bachillerato.